Buscar este blog

lunes, 24 de julio de 2017

Actriz Juanita Ringeling visitará junto a estudiantes chilenos y estadounidenses río Klamath donde se realizará la mayor remoción de represas de la historia

Juanita Ringeling Vicuña
Oregon, Estados Unidos
Actividad organizada por ONG ambiental internacional “Ríos to Rivers”.
Hasta la costa oeste de Estados Unidos se trasladará la delegación el 29 de julio, como parte de un trabajo de educación ambiental dirigido a jóvenes de ambos países, específicamente en torno a la importancia de los ríos en estado natural.
La agrupación “Ríos to Rivers”, preparando su expedición al Océano Pacífico en el río Klamath
La ONG internacional “Ríos to Rivers” anunció que el 29 de julio terminará la primera etapa de una nueva versión de su programa chileno/estadounidense de educación ambiental, con un descenso del río Klamath (Oregon/California, Estados Unidos).  Participarán en esta actividad dos grupos de jóvenes: uno proveniente de la región de Aysén (Patagonia chilena) y otro de pueblos nativos de ese territorio de Norte América, con el fin de aprender sobre la importancia de los ríos en estado natural (libres) y la exitosa ofensiva ciudadana que culminará con la remoción de cuatro represas de la zona baja de dicha cuenca.
Se sumará a esta gira la actriz y activista chilena Juanita Ringeling, quien se hará presente en las actividades de ese mismo día en California, estado en el cual desemboca el río Klamath.
El director de “Ríos to Rivers”, el kayakista estadounidense Weston Boyles -quien reside en Puerto Guadal, en la región de Aysén- comenta que “esta organización fue fundada para capacitar y educar a los jóvenes en el cuidado de los ríos, con el fin de proteger ecosistemas prístinos y aportar al resguardo de lugares degradados, tanto en la Patagonia como en EEUU”. Explicó que “el inicio de este programa se sustentó en el objetivo de proteger los ríos Baker y Pascua, en la Patagonia, ante su posible destrucción por represas hidroeléctricas”.
Los impulsores recordaron que esta es la segunda oportunidad en que se realiza un intercambio de este tipo en torno al cuidado de ríos en estado natural.
En 2013 fue la primera gira, cuando estudiantes chilenos y estadounidenses participaron en la realización de estudios de ecología de los ríos bajando por el Gran Cañón del Colorado, en EEUU, con el fin de conocer tanto las acciones de protección que se han impulsado en el área como el trágico destino de Glen Canyon, inundado por una mega represa en 1963. Hoy en la zona existen iniciativas que buscan remover dicha estructura.  
Posteriormente, un grupo de jóvenes de EEUU viajó al río Baker para aprender el valor de un ecosistema prístino y de ríos no intervenidos.
Al referirse a la importancia de aquella visita, el estudiante de Cochrane Danilo Cruces (20) aclaró: “Al ser joven pensé que mi opinión no era muy importante. Pero cuando aprendí y comprendí sobre estos temas, me di cuenta que tenía derecho a opinar y a actuar”.
Este enfoque de  protección alcanzó una amplia cobertura a nivel nacional, permitiendo difundir a nivel del público las amenazas que se ciernen sobre diversos cursos hídricos.
Liberando los ríos
“Elegimos el río Klamath como el lugar de este nuevo intercambio porque esta cuenca está experimentando una de las transformaciones más revolucionarias de la historia de Estados Unidos. Al 2020 está planificado desmantelar cuatro represas, siendo esta la remoción más grande jamás realizada” anuncia la ONG.
“Unir  estas dos comunidades tiene un valor especial: Por una parte pueden ver los costos y efectos devastadores de las grandes represas, pero también la importancia de seguir trabajando por proteger los ríos prístinos.  Nuestro objetivo es fomentar la discusión en torno a una pregunta central: ¿Por qué continuamos construyendo represas en un lado del mundo mientras que en el otro estas se están desmantelando?” plantean desde “Ríos to Rivers”.
En ambos casos los jóvenes participantes provienen de familias de bajos ingresos, compartiendo un vínculo común: el amor y el vínculo con poderosos ríos fluyendo por sus territorios. Los chilenos viven en un fuerte vínculo con el Baker, el río más caudaloso de Chile. Los estadounidenses provienen predominantemente de pueblos nativos, que han vivido en la cuenca del río Klamath desde hace milenios. “Estamos muy contentos de que ellos compartan sus historias entre sí y con el mundo” declaran en la organización.
El trabajo de terreno en el río Klamath tiene una duración de tres semanas, estando el grupo integrado por diez estudiantes de Chile y diez de la cuenca del río Klamath. Durante la primera semana se ha contemplado la visita a diversas represas en el Klamath y estudiar sus efectos aguas arriba. Las dos siguientes el programa incluye bajar en balsa y kayak más de 160 kilómetros, desde el Valle Seiad en California hasta el Océano Pacífico.
El día previo al arribo a la costa, se sumarán jóvenes de muchas otras tribus locales. La idea es conmemorar el 29 de julio el “Día de Celebración de los Jóvenes por los Ríos”, donde participará la actriz y activista Juanita Ringeling, quien ha apoyado campañas ambientales tanto en Chile como en EEUU, donde actualmente reside.
En febrero de 2018 se espera que los jóvenes de la cuenca del Klamath viajen a la Patagonia chilena para conocer un río inmaculado y sin represas como el Baker, el cual también recorrerán en balsa y kayak desde su origen hasta el mar. “Aprovecharemos el impacto de estos intercambios, compartiendo estas historias con audiencias latinoamericanas y del mundo a través de la prensa, una película y discusiones comunitarias” explican desde “Ríos to Rivers”.
Únete tú también a “Ríos to Rivers” y Juanita Ringeling el 29 de julio de 2017 en el pueblo de Klamath, en California, y súmate al “Día de Celebración de los Jóvenes por los Ríos”.

Contacto de prensa:
Konrad Fisher
konrad@klamathriver.org 
(+1 530) 921 9660
Otros enlaces: 
Documental sobre Ríos to Rivers en canal TVN (español)
Mas información sobre el descenso del río Klamath (inglés)

Ver: Press Advisory

sábado, 22 de julio de 2017

Multinacionales en Chile: El irresponsable silencio de los responsables

“En Chile todos los servicios básicos y los que concierne a la extracción de los recursos naturales están privatizados y entregados a los intereses y conformidades de las transnacionales y eso explica sin preámbulos porque estamos como estamos y devuelta hacia un subdesarrollo que creíamos superado” 
Nada puede ser más antichileno, cuando la ley, la forma y el protocolo de los servicios y la explotación de los recursos naturales, se deciden en Italia, España, Noruega, Canadá, Suiza, etc. Nada puede ser más irregular y fuera de orden, que cuando los directorios de estas empresas están compuestos por chilenos elegidos a dedo y no precisamente por sus profesiones, o porque representan los intereses de la ciudadanía y del gobierno y son elegidos simplemente por sus redes familiares y de amistad con el poder empresarial y político, de relaciones que son puestas al servicio de los intereses foráneos, para sacar la mejor tajada de un Chile que es de todos y no solo de algunos como muchos creen, aunque eso signifique traicionar a miles de compatriotas. Lo que podría denominarse, como “el irresponsable silencio de los responsables”.
Estos pormenores poco conocidos hasta ahora por la masa ciudadana que no tiene tiempo para preocuparse de estos temas, explican el porqué ningún senador o diputado, haya salido en defensa de los intereses de miles de ciudadanos que se quedaron sin energía domiciliaria por la ineficiencia de Enel Italia en el sector oriente de la Región Metropolitana; o de aquellos ciudadanos que en Chiloé vieron como las salmoneras contaminaban el mar; o de esos ciudadanos que soportaron los grandes incendios de las forestales, o de aquellos pobladores que hace décadas, soportan que las empresas mineras pasen a llevar sus derechos constitucionales contaminando sus territorios.
Uno de los grandes problemas del Modelo Neoliberal chileno (único en el mundo por lo demás) es que todo está en manos del mercado y de las transnacionales, haciendo en el territorio nacional, todo lo que no pueden hacer en sus países de origen y sacar jugosas ventajas comparativas a costillas de la sustentabilidad de nuestro querido Chile; en lo que se refiere a métodos y protocolos de explotación de los recursos naturales y servicios. Somos el único país del planeta que ha privatizado el agua dulce. Incluso las leyes están diseñadas para que estas mismas transnacionales puedan financiar gobiernos, diputados y senadores en sus campañas políticas por medio de los “aportes reservados” que todos sabemos que de reservados tienen bien poco y todo para que legislen y hagan la vista gorda de una serie de irregularidades, en beneficios de sus intereses comerciales.
Por segunda vez en el año, Santiago, vivió en carne propia lo que es estar bajo la jurisdicción de una transnacional sin ética y sin moral (antes con aguas andinas y ahora con ENEL) que lo único que le interesa es invertir poco y ganar mucho, para obtener la mayor rentabilidad posible, operando sin preocupación social alguna y sin importarle las consecuencias que su proceder afecte a miles de chilenos. Esta dura realidad que muchos santiaguinos la están empezando a vivir en carne propia por primera vez, es lo que viven a diario las regiones, que sufren el escarnio de las Forestales, Salmoneras y de la empresas mineras. Que tal como sucedió en el barrio alto santiaguino (por la gran nevazón) destruyen a diario la calidad de vida de cientos de ciudadanos, que ven deslegitimada su proyección de vida y de desarrollo por las malas prácticas de estas empresas.
Las leyes relacionadas con los servicios de primera necesidad y explotación de recursos naturales, han sido diseñadas para favorecer a las transnacionales y nada para garantizar los derechos de los chilenos. Estas empresas para favorecer sus intereses, pagan suculentos sueldos a los miembros designados de los directorios y políticos en general, para garantizar la inamovilidad y la falta de fiscalización. Somos un país con escasos recursos para financiar procesos de producción y solventar la infraestructura de los servicios básicos y su operación y se puede entender que la privatización es una necesidad y una norma determinada por la globalización. Pero es indudable que los organismos competentes del estado deben fiscalizar acuciosamente la operación de estas empresas, para que no abusen de su poder y que con el tiempo no terminen coartando la proyección de desarrollo del país, por permitirles apoderarse de nuestros servicios básicos y la explotación de nuestra riqueza natural, sin las mínimas normas del sentido común, destruyendo nuestra calidad de vida y contaminando nuestros territorios.
Las transnacionales carecen de responsabilidad social y poco les importa nuestra sustentabilidad y proyección de futuro; es un dato de la causa, pero no por ello debemos aceptarlo. El seudo modelo de desarrollo ha proyectado un Estado prácticamente inexistente en temas de fiscalización y no cumple con las labores mínimas y no obliga a las transnacionales a vincularse con los procesos sociales, transformando a la ciudadanía en un ente que se estruja por todos los medios posibles, sin hacer las innovaciones productivas y tecnológicas que deben, para mejorar la competitividad de los procesos de producción, a establecer condiciones laborales positivas, proyectar el entorno con sentido social, gestionar sustentablemente los territorios y comprometerse con el entorno, cultural, medioambiental y laboral del país.
El concepto de responsabilidad social de una empresa sea cual sea su giro y origen, debe ser innegociable en un país que se respete a si mismo, exigiendo respeto por las regulaciones y no permitir el abuso. Deben respetar los acuerdos sobre prevención, no estimular la corrupción como suele suceder con las transnacionales, respetar los derechos humanos de sus trabajadores y de sus clientes en materia de servicios. Garantizar el cumplimiento de las regulaciones con los subcontratistas, socios comerciales y proveedores en general, con quien establezcan relaciones laborales y comerciales. Las multas por los malos manejos y toma de decisiones inadecuadas en contra de las comunidades y del medio ambiente, deben ser ejemplarizadoras y en los casos que sea necesario, que los responsables paguen con cárcel efectiva.
Un ejemplo del abuso lo encontramos a diario en regiones. La transnacional Marine Harvest, empresa salmonera de origen Noruego, que tiene todo el sur austral contaminado y responsable de la catástrofe ambiental del mar chilote; en Noruega está sujeta a una regulación estricta. Las concesiones en ese país se renuevan cada seis meses y si no cumplen con los procesos de carga, manejo ambiental y no hacen un uso responsable de los antibióticos, pierden los permisos, les cierran los cultivos y las multas son millonarias y los responsables paguen con cárcel y están obligados a pagar sueldos éticos a sus trabajadores. En Chile las concesiones son perpetuas, no tienen exigencia alguna y no se las fiscaliza como corresponde.
Los sucesos ocurridos en Aysén en la comuna de Chile Chico en la Mina de oro Delia II, de propiedad de la Minera Cerro Bayo (canadiense) que le costó la vida a dos trabajadores, pudo haberse evitado si se hubiera fiscalizado como corresponde. Operó por décadas sin respetar el medio ambiente y la seguridad de sus trabajadores y ningún organismo competente como Sernageomin, diputado, senador, alcalde, Gobernador o Intendente de Aysén fiscalizo. Por esta negligencia murieron dos trabajadores y pudieron haber sido muchos más. Si el accidente hubiese ocurrido en un día laboral y no en un fin de semana.
Cualquier país con sentido común, que respete su proyección de futuro, en lo que se refiere a los recursos estratégicos como el agua, la energía y todo lo relacionado con las riquezas naturales, deben tener estos intereses bajo la atenta fiscalización del Estado. En Chile todos los servicios básicos y los que concierne a la extracción de los recursos naturales están privatizados y entregados a los intereses y conformidades de las transnacionales y eso explica sin preámbulos porque estamos como estamos y devuelta hacia un subdesarrollo que creíamos superado.

lunes, 17 de julio de 2017

Mar Muerto, En su tercera presentación itinerante, entrega su mensaje

Comunicaciones | @vigilantecosta
Luego de Cobquecura y Pelluhue, respectivamente la exposición “Mar Muerto, Una Mirada para No Olvidar” del fotográfo y activista ambiental, Daniel Casado Bissone, en su tercera instalción, se presentó en el Teatro Municipal en el marco del aniversario de la hermosa comuna de Chanco. Zona Típica y parte activa, junto a Pelluhue, de la primera Zona de Interés Turístico (ZOIT) de la región del Maule.
En esta oportunidad conversamos con el Director de ONG Vigilante Costero, Rodrigo de la O, quién es parte de la organización de esta actividad y quién nos puede dar luces de cuál ha sido el balance y objetivos de la muestra.
¿Cómo nace la exposición Mar Muerto, Una Mirada para no olvidar?
  • Fue una invitación que nos hizo su autor, Daniel Casado, un amigo fotógrafo que se ha dedicado a registrar de manera crítica situaciones o eventos relacionados con procesos que impacten, dañen o contaminen nuestro medio ambiente. Nosotros recogimos ese llamado, esa invitación y junto al movimiento local Todos Somos Cobquecura, montamos esta exposición para informar abiertamente de lo que ha sucedido más al sur con empresas salmoneras y el impacto que ha ocasionado esa industria a las comunidades locales.
¿De qué se trata la muestra, a que debe su nombre?
  • Esta exposición cuenta de 15 imágenes de amplio formato que registró Daniel en el denominado Mayo Chilote. Evento sin precedentes que ocurrió en mayo del año pasado y que produjo un gran malestar social en la Isla de Chiloé y el archipiélago Patagonia debido a un bloom de algas o FAN (Florecimiento de Algas Nocivas) que produjo una alta mortandad de salmones y fauna marina lo que derivó en un vertimiento de miles de toneladas de salmones muertos (los que no pudieron ser procesados) en el océano. Está exposición retrata esa historia y el nombre apunta a la necesidad de que no olvidemos este tipo de desastres, ni tampoco el papel que juega la industria pesquera de alta intensidad en ello.
¿Cómo es la situación actual. A un año del denominado Mayo Chilote?
  • Existe un conflicto evidente cuando se proyecta un puente en el Canal Chacao de 700 millones de dólares y la conectividad interna es pésima. No se pone en valor la condición de isleños y un puente de esa envergadura no se sabe a ciencia cierta para quién es o quién es el que realmente se beneficia de él. Hasta el día de hoy el sector aún está muy deprimido y las demandas ciudadanas buscan como primera medida reconocer que la actual ley de pesca debe ser revisada e, incluso, anulada debido a las evidencias de corrupción existentes en su tramitación. En ese sentido, surgen otros llamados como la necesidad de crear un Ministerio del Mar, terminar con la pesca de arrastre y la pesca ilegal; como así también, la necesidad de respetar y fomentar la pesca artesanal y los caladeros históricos. Hay que proteger la tradición y cultura de nuestras regiones. El respeto es esencial y es lo primero que desde hace muchos años ha faltado.
¿Cuál es el mensaje que se busca transmitir esta exposición Mar Muerto?
  • La idea surge de la necesidad de poder mantener el contacto con los amigos y amigas de Chiloé. Entender que los impactos o daños a nuestro medio ambiente, sin importar de donde seamos, son también nuestros problemas y nada tiene que ver la distancia para que no lo sean o dejen de serlo. “Vivimos en el mismo barrio”, más allá de donde seamos. Eso es muy importante y conocer otras realidades nos permiten aprender de esas experiencias y evitar que se siga repitiendo es nuestro derecho y deber. Esta exposición es para eso, para no olvidar lo que ha pasado y entender que existe una amenaza para la zona costera centro sur del país en donde una industria altamente cuestionada quiere imponer su negocio. Es fundamental, a través de actividades de distinto tipo mantener vivo el movimiento de defensa ciudadano, obligado, por cierto, a activarse y organizarse para que se les respete y no se los pase a llevar. Este tipo de eventos que combinan arte, cultura, educación y denuncia permite precisamente informar a nuestras comunidades y debatir respecto de la visión local del territorio y su futuro. No podemos quedarnos inmóviles cuando empresas privadas pretenden invertir en nuestras aguas, llevarse cuantiosas ganancias y dejar sus pasivos ambientales en un ambiente que no los necesita y que va en contra de los lineamientos o proyectos locales.
¿Qué es lo que se pretende o proyecta en la zona. Puedes describirlo brevemente?
  • Producto de la incapacidad de regenerarse de manera natural muchas concesiones marítimas para el cultivo de los salmones no pueden ser usadas en el sur. El ecosistema no da, se encuentra saturado y, más allá de la vigencia de las concesiones las empresas se ven obligadas a buscar aguas adecuadas. Esto ha derivado en que muchas concesiones no se usen y, eventualmente, son dadas de baja. Es ahí donde la industria busca nuevos espacios para su expansión y la zona del mar de Ñuble es la punta de lanza con cerca de una decena de proyectos de balsas jaula para el cultivo de salmones, cojinoba y choritos. Lo curioso es que la empresa (Pelicano) presenta los proyectos seccionados evitando un solo Estudio y presenta Declaraciones de impacto ambiental de manera independiente lo que es un claro resquicio que les permite el sistema.
¿En qué sentido es un resquicio legal la presentación de estos proyectos?
  • La posibilidad de que se pueda seccionar la presentación de un proyecto por parte de una empresa no es nuevo. Es decir, es legal, y claramente es una forma que tiene la empresa de evitar costos mayores asociados a un EIA y presentar DIAs por cada centro de cultivo es la manera más fácil de ir sorteando los obstáculos que pueda tener.  En este caso en vez de presentar un solo proyecto se presentan 11 de manera individual. No importa que sea una misma empresa, se ubiquen en el mismo espacio contiguo unos de otros lo que obviamente aumenta el impacto. Al presentarlo individualmente se estima que el impacto solo será para el área del proyecto lo cual es absurdo y un insulto a la inteligencia.
¿En que está o están estos proyectos actualmente. Cuando se decide definitivamente si se hacen o no?
  • Actualmente la empresa pidió un año de plazo, desde septiembre de 2016, para dar respuesta a cerca de 3000 observaciones que diversas personas naturales y jurídicas le hicimos al proyecto. En ese contexto, existe plazo hasta septiembre-octubre de este año para tener una respuesta al respecto de la empresa. Por nuestra parte, esperamos que prime el sentido común y se privilegie el estado actual del territorio y las posibilidades que posee sin afectar la calidad de las aguas o medio ambiente actual que es uno de los atributos más valioso de nuestra zona que no podemos afectar de ninguna manera.
Para finalizar. ¿En que otros lugares se expondrá exposición y que mensaje puede entregar?
  • Desde un comienzo la idea fue que la exposición fuera itinerante para llegar al mayor cantidad de personas, precisamente, para poder entregar un mensaje de información eficiente, que las comunidades y vecinos puedan tener una opinión al respecto. Creemos que es vital entregar un mensaje claro, a tiempo y que podamos debatir respecto de la visión local que tenemos. Esperamos poder tener nuevos lugares y seguir informando abierta y transparentemente respecto de este tipo de proyectos que buscan, por imposición, instalar un modelo de negocio privado que pone en riesgo las cualidades e infraestructura social del territorio.
Notas Relacionadas: 

martes, 20 de junio de 2017

Después de la Tormenta

Hace unos días se vivió uno de las tormentas más intensas del último tiempo. De hecho, cuatro a cinco días de ello, aún permanecen sectores rurales sin electricidad lo que, si duda, complica a las familias y vecinos residentes. Más aún, sumando las bajas temperaturas registradas en los últimos días.
Después de la tormenta, o más bien el vendaval que sopló de manera feroz el viernes y sábado recién pasado, alcanzando rafagas de casi 100 kilómetros por hora de mar a cordillera. Esto provocó muchas caídas de árboles y la mencionada falla del sistema eléctrico, que aún no se logra restablecer completamente en muchos lugares de nuestra zona, región y país.

Uno de los temas que ha inquietado a muchos vecinos de la zona es el estado actual del Bosque Paiva de Curanipe, que se usufructúa como camping municipal. En reiteradas ocasiones se expuso a Bienes Nacionales, al municipio y distintas entidades como Conaf, Gobierno Regional, Cores, autoridades y personeros de instituciones que tienen algún grado de incidencia o participación en esta área. Hoy, después de este temporal y seguro los que vendrán, la situación es, francamente, deprimente e insostenible. Hoy, se evidencia el lamentable estado del lugar y lo que se ha comunicado incansablemente se convierte en algo cada vez más difícil de enfrentar (costos asociados se incrementan cada vez más).
La nula participación de los entes responsables en la mantención e inversión respectiva hacen que el lugar desde hace meses (o años) sea un lugar de mucha peligrosidad e inviable para la recepción de personas como ha sido su uso habitual. El estado de salud del sistema boscoso es muy deficiente. Habilitarlo como un espacio para pernoctar es irresponsable.
Foto Bosque Paiva | 17062017 | Curanipe
Reiteramos una vez más la necesidad de intervenir este lugar de manera inmediata para dar los soportes y resguardos necesarios para que exista, aunque cada vez más remota, la posibilidad de salvaguardar uno de los lugares más importantes de Curanipe, siendo un patrimonio natural del pueblo que cumple un rol fundamental para su existencia.
Instamos a las organizaciones locales, vecinos y autoridades comprometerse y no solo quedarse en el discurso. Hemos insistido por muchos tiempo y se ha hecho ver de manera formal respecto del grave estado del lugar, nos hemos reunido con autoridades, se han enviado los antecedentes técnicos, sin embargo, los propietarios del lugar siguen cayendo en el mismo vicio que el lugar ha tenido durante los últimos 20 o más años, sin importar su conservación y principio por el cual fue fundado.
Bosque Paiva | Curanipe | 17062017
Notas Relacionadas:

Desde los territorios debemos proponer un nuevo Chile

@vigilantecosta
Desde hace años que se hace referencia al potencial de nuestro territorio (Maule Sur, Ñuble, Biobio Norte) como un lugar que posee condiciones, características y un tipo de desarrollo que se proyecta en base a su economía local; sumando a la teoría estrategias o mecanismos de preservación como incentivos para la inversión, permitiendo justificar el apalancar recursos destacando las virtudes de la zona y, ante todo, poder evitar su degradación, contaminación o impacto, precisamente, por la falta de un ordenamiento fundado en capacidades de carga posibles, proyecciones actuales, conectividad presente, tipos de modelo y visión del territorio, entre otras cosas. Evitando, de paso, las responsabilidades administrativas que procesos negligentes a menudo deben, o han debido, enfrentar.

Instrumentos, convenios o proyectos existentes; como la Zona de Interés Turístico Chanco-Pelluhue (ZOIT); la Certificación Ambiental de los Municipios, sus estrategias (SCAM) y objetivos; los beneficios que traen consigo los programas para atacar las mal llamadas zonas de rezago en la planificación turística estratégica. Las evidentes consecuencias que se deben enfrentar de aquí hacia adelante respecto de la conectividad actual de las regiones séptima y octava costa; con la congestión ya observada en temporada de alta demanda de visitantes en la comuna de Pelluhue. 
La Planificación y ordenamiento territorial desde las comunidades, nos permite plantearnos un desafío mayor en el que todos puedan aportar sintiéndose parte de los sueños compartidos y de llegar a un consenso claro de qué es lo que más conviene al territorio, su gente e identidad local, en el largo plazo. Es por eso que resulta válido poder considerar en nuestras regiones o territorios; pueblos, ciudades, campos o sectores rurales; estrategias de desarrollo acordes a las esas realidades particulares, con una clara tendencia a la descentralización; apuntando al potencial desarrollo existente y que éste, como norma, sea sostenible en el tiempo y amigable con su entorno.

Esto contribuye y permite dirigir esfuerzos en la valorización de las costumbres y tradiciones locales. Desde el rescate típico de nuestras comunidades y su lícita (y lúcida) visión local del territorio, ayudando a impedir, desde ahí, desde el sentido más básico de vivir en sociedad, desde la familia, la comunidad, el individuo y su propia y única visión de la vida, que debemos respetar. 
Imposiciones de modelos de negocio de lucro privado de alta intensidad en mar abierto de Ñuble, por ejemplo, son una amenaza latente que aún mantiene en vilo y en permanente estado de alerta a comunidades costeras desde el Maule hasta el Biobio, en donde las acciones, de aquí a septiembre-octubre, serán claves y decisivas para argumentar los motivos del rechazo actual al ingreso de la Acuicultura de gran escala, en mar de Ñuble, conocida la experiencia de la industria pesquera en regiones del sur del país.
Un modelo con un enfoque en mantener el equilibrio entre los atributos ligados a la oferta de servicios existentes, o en formación, es lo que necesitamos; y una dinámica armónica entre la carga de la potencial demanda (inmobiliaria, industrial, turística, acceso agua, servicios básicos, etc.) nos permite de manera objetiva, justa y veraz poder acceder a las herramientas o instrumentos de apoyo a la gestión de forma más inclusiva y transversal en el mediano y largo plazo. Las pautas administrativas para la gestión deben superar diferencias ideológico-partidistas y centrarse en estructurar políticas de largo plazo pensando en acortar trámites burocráticos para que, de verdad, existan más oportunidades.
Es responsabilidad de la organización civil poder respaldar procesos de fiscalización y denuncia en la gestión pública. La participación e incidencia ciudadana en ello es, al mismo tiempo, fundamental y un deber. 
Y, más allá de la legalidad posible, existe la ética que proviene de valores de familia y el círculo más íntimo en donde tocó crecer (azares de la vida); de la educación y su calidad, obviamente. También existe el honor y un principio básico inherente al género humano de poder hacer el bien como consecuencia de sus acciones. Lo contrario, además de ser inmoral o ilícito, no es correcto, convirtiéndose en el camino fácil hacia el pensado éxito.
Desde ese contexto, es en extremo grave que corporaciones políticas y/o empresariales actúen, prácticamente, de manera coordinada para percibir recaudos de sus negocios beneficiándose de manera sustantiva de gestiones político-estratégicas de la nación atentando gravemente la probidad y el sentido de convicción que implica el servicio público; desvirtuando, de manera grosera, el real significado de la palabra democracia y de lo que implica ese servicio público.
Quisiera, con el permiso que me da la libertad y vivir en democracia (que es algo no menor que se nos olvida defender), no ser objetivo esta vez. Inclinar mi opinión y someterla al debate, siendo crítico con el sistema; ese creado por sus creadores: nosotros (en parte). Esta falta de objetividad, confesada de antemano, la dicta la rabia y la esperanza que proviene de un clamor ciudadano que por años ya va haciendo carne la necesidad de cambios reales, más allá de llamados de campaña o simples eslóganes político partidistas. Esa creciente sangre renovada que exige la idea de una sociedad más justa, participativa, capaz de construir, de verdad, los grandes cambios en forma abierta, en paz que el Chile de hoy requiere y merece. Reconociendo desde la ciudadanía la auto critica de la inacción, pasividad o palco respecto de la toma de decisiones en el ámbito político y/o empresarial, en desmedro de regiones, territorios y comunidades quienes son, al fin del día, los que absorben los aspectos negativos del negocio privado en bienes públicos o nacionales debiendo someterse a aletargadores procesos que terminan por bajarle el perfil al verdadero impacto que, empresas e industrias de distintos rubros, realizan en pro de sus utilidades y beneficios comunicando virtudes asociadas al las rentabilidades, mas, no los relativos a sus efectos en los lugares donde este tipo de proyectos son emplazados y las responsabilidades administrativas asociadas a la aprobación de proyectos son nulas desde los aparatos del estado.
Hoy, más que nunca, requerimos de autoridades locales comprometidas que comprendan que la única manera de recuperar la confianza en nuestro sistema político y sus incumbentes es que la política seria, de fondo; y que supone ser los cimientos de nuestra república, se abra a la ciudadanía y que a través de una conciencia colectiva, de una revolución tecnológica e intelectual , el poder ciudadano sea la manera de recuperar nuestra distraída democracia y ser un verdadero ejemplo para América Latina. 


Rodrigo de la O
Maule Itata Coastkeeper | Alianza Internacional Waterkeeper | Chile |
Vigilante Costero Maule Itata ONG | Director Ejecutivo
Representante Latinoamericano en Concejo Waterkeeper (Waterkeeper Council)

viernes, 16 de junio de 2017

La Ruta de los Incendios: Planes y propuestas retrógradas

Fuente: FIMA
Los incendios tienen larga data en Chile. Entre 1870 y 1910, los colonos europeos, replicando las prácticas del viejo continente, arrasaron los bosques nativos entre Talca y Concepción y los del valle central entre el río Malleco y el Bío Bío, con incendios intencionales para ‘limpiar’ el territorio y así poder practicar la agricultura y la ganadería. Consecuencia de estas prácticas, provincias enteras, como la de Malleco, quedaron erosionadas. Años más tarde, Pablo Neruda, conmovido por la transformación de su tierra natal, escribió la Oda a la Erosión de la Provincia de Malleco: “Volví a mi tierra verde y ya no estaba, ya no estaba la tierra, se había ido. Con el agua hacia el mar se había marchado (…). Rozó con fuego el alto nivel de los mañíos, el baluarte del roble, la ciudad del raulí, la rumorosa colmena de los ulmos, y ahora desde las raíces quemadas, se va la tierra, nada la defiende, bruscos socavones, heridas que ya nada ni nadie puede borrar del suelo: asesinada fue la tierra mía, quemada fue la copa, originaria (…)”.
Ciertamente, si no fuera por la capacidad de regeneración natural de la vegetación de nuestros bosques, nuestro país tendría un paisaje completamente desolador. Muchas especies nativas arbóreas, arbustivas, trepadoras y herbáceas son capaces de rebrotar desde las raíces después de los incendios, mientras las semillas de otras especies pueden encontrar un suelo con humedad, sombra y nutrientes alrededor de los troncos y ramas que han caído. Los troncos de los árboles quemados que permanecen en pie, y los restos que quedan dispersos en el suelo, además de otorgar sombra y protección del viento y la desecación a las plantas que se regeneran, sustentan la compleja vida del suelo que permite el reciclaje de nutrientes, protegen el suelo de la erosión, retienen humedad, proveen de hábitat, refugio y alimento a aves, anfibios, reptiles, insectos y pequeños mamíferos del bosque. 
A pesar de la importancia que representan los restos de material leñoso para la regeneración de la vegetación después de los incendios, una práctica común en Chile y en el mundo es cosechar este material para usarlo como leña. Sin embargo, crecientes investigaciones han documentado las consecuencias ecológicas y ecosistémicas de esta práctica, entre los que se cuentan la erosión del suelo, la alteración del ciclo hidrológico y el ciclo de nutrientes, la pérdida de hábitat para fauna y la colonización de especies exóticas invasoras. No obstante los antecedentes científicos disponibles, el año 2015 CONAF abrió una licitación para remover el material leñoso en el área incendiada el año 2002 en la Reserva Nacional Malleco de una superficie de más de 780 hectáreas, sin considerar la abundante colonización de especies invasoras en sectores previamente licitados en la Reserva (Salinas & Armesto, datos no publicados). A raíz de esa licitación, se cuestionó a CONAF el incentivo perverso que representaba esa licitación a incendios deliberados que podrían ser replicados en otras áreas protegidas del país, y el desincentivo a las medidas de control de incendios accidentales en las mismas. No hubo postulantes a esta licitación y se declaró desierta.
A mediados de Enero del 2017 se desataron en Chile central los incendios más grandes de su historia. Las cifras oficiales de CONAF registran entre Valparaíso y Bío Bío una superficie incendiada de 594.783 hectáreas, de las cuales un 57,2% correspondería a plantaciones forestales, un 21,8% a matorrales, 18,3% a bosques nativos, 2,5 a suelos con uso agrícola y 0,2% a suelos con uso industrial o ciudades. La simultaneidad de 120 incendios activos al 26 de enero, facilitó la propagación a gran velocidad e intensidad, alcanzando una extensión, que lo transformó en un incendio de sexta generación, la más alta definida en la escala de la Unión Europea, y nunca antes registrada en el mundo.
Sin embargo, las advertencias respecto a las características de los incendios venideros habían sido previstas. El 3 de enero 2017 Michel De L’Herbe adelantó en la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, que la temporada de incendios 2017 sería altamente destructiva, que afectaría a las comunidades rodeadas por plantaciones forestales, señaló la insuficiencia del equipamiento de CONAF para controlar los incendios y la importancia de contar con ayuda internacional en caso de emergencias. A esta instancia se excusaron de asistir el Ministro de Agricultura, Carlos Furche, el Director Ejecutivo de CONAF, Aarón Caviares, el Director de la ONEMI, Ricardo Toro y el Presidente de la Junta Nacional de Bomberos, Miguel Reyes.
De acuerdo a la información proporcionada por la ONEMI, ya desde el 17 de Enero 2017 la tasa de superficie afectada por incendios comenzó su ascenso. El 18 de Enero la ONEMI declaró alerta roja en un total de 14 comunas entre las regiones de Valparaíso y el Maule, que ascienden a 16 comunas y la provincia de Colchagua al 19 de enero. El 20 de Enero, la región de O’Higgins y 17 comunas entre la región de Valparaíso y el Maule son decretadas con Alerta Roja. Recién el 21 de Enero se decreta Estado de Excepción Constitucional, Estado de Catástrofe y Zona de Catástrofe para las provincias de Colchagua y Cardenal Caro en O’Higgins y las comunas de Vichuquén y Cauquenes en Maule.
Actualmente, el Ministerio Público lleva a cabo un proceso de investigación, donde se ha considerado la responsabilidad penal de funcionarios de la Compañía General de Electricidad de la Sexta Región por no cumplir con el mantenimiento y limpieza de las servidumbres de paso y las franjas cortafuego que deben existir en los tramos con tendido eléctrico. Así mismo, la Cámara de Diputados creó una Comisión Investigadora de incendios, donde se evalúa el rol de CONAF, la Intendencia y los Consejeros Regionales en la prevención de los incendios y en evitar su propagación mediante cortafuegos. Mientras tanto, la ONG Red por la Defensa de los Territorios señala que es fundamental investigar la correlación entre las plantaciones infectadas por Sirex Noctilio, avispa taladora de pino, detectada en Chile desde el 2001 que seca los bosques y se expande muy rápidamente y la intencionalidad de los incendios forestales con el fin de sanitizar el suelo de manera económica. Antes de los incendios, este insecto afectaba decenas de predios forestales desde la región de Valparaíso hasta la Araucanía, que estaban con orden de raleo o tala. De acuerdo a la Ley 20.326, las pérdidas de la forestación frente a un siniestro climático o de un incendio serían subsidiadas por CONAF. Además, el Ministerio Público y la PDI en el mes de Febrero realizaron incautaciones, tanto en CONAF como en ONEMI, para revisar los contratos de prestación de servicios en combate de incendios con las empresas españolas acusadas de sobornos, tráfico de influencias y cohecho internacional en España. A lo anterior se suma que el 29 de Enero la Presidenta Michelle Bachelet informó de 43 personas detenidas por su eventual responsabilidad en 38 incendios forestales, con 27 formalizados en distintas Fiscalías.
A raíz de los incendios, numerosos académicos e investigadores reflexionaron de manera pública respecto a la oportunidad generada por este catastrófico escenario, de replantear el modelo forestal imperante en el país, indicando la importancia del diseño de paisajes heterogéneos y diversificados; resilientes frente al cambio climático global, la situación de escasez hídrica a la que están sujetas las comunidades aledañas a las plantaciones forestales, como a los mismos incendios forestales. Sólo el Ministerio del Medio Ambiente acusó recibo de la desusada participación de la comunidad científica en el debate y constituyó el Comité Nacional de Restauración Ecológica, al cual, en la reunión realizada en marzo, se sumaron representantes del mundo privado, como el presidente de la CORMA y delegados de CMPC y Arauco.
Mientras tanto, con una velocidad asombrosa, el Ministerio de Agricultura, a través del Consejo de Política Forestal, presentó en marzo 2017 una Propuesta de Restauración Ecológica y Recuperación del Patrimonio Forestal Productivo, en la que se indica como acción prioritaria la ‘limpieza’ de los sitios incendiados, indicando apoyo técnico y económico para la remoción del material leñoso “de tal forma que se minimice el impacto en los suelos” con el fin de ser utilizado como leña. El documento continúa, diciendo que “el aprovechamiento de maderas debe realizarse lo antes posible a fin de evitar un mayor deterioro de las mismas”. Además, los Ministerios de Agricultura, Economía, Fomento y Turismo, Hacienda y Medio Ambiente, presentaron en el mismo mes, un Plan de Acción para la Recuperación de Patrimonio Natural y Productivo afectado por los incendios de 2017, sin distinguir propietarios de bosques nativos y plantaciones, donde “se fomentará la corta y limpieza de los sitios afectados por los incendios.”
Tanto el informe de la OCDE 2016, como el Informe País 2016, y el Informe del Estado del Medio Ambiente, reconocen la contaminación atmosférica como el principal riesgo para la salud de la población y calidad de vida. En las principales ciudades del sur de Chile, entre abril y agosto principalmente, la principal razón de los altos niveles de superación frecuente de los valores límites de las normas diarias de material particulado es el consumo de leña para calefacción domiciliaria. Por esta razón, el MMA ha declarado numerosas comunas del sur como zonas saturadas por material particulado respirable y ha establecido Planes de Descontaminación Atmosférica.
A la luz de los hechos, se esperaría que las investigaciones en relación a las causas de los incendios forestales recientes y la claridad respecto a las responsabilidades llegaran a fin antes de eliminar posibles evidencias mediante, por ejemplo, la remoción del material leñoso de los sectores quemados. Deseable sería, además, después de la catástrofe, contar con una planificación territorial en el que la infraestructura ecológica fuera considerada para diseñar paisajes sostenibles y resilientes. Nuestras autoridades, sin embargo, como las del siglo XIX, incentivan y financian la práctica de la ‘limpieza’ de los territorios, en desmedro de la erosión de los suelos y fomentan la calefacción con leña en las ciudades saturadas en el sur de Chile.

viernes, 2 de junio de 2017

Waterkeeper Alliance responde a la decisión del Presidente Trump de retirarse del acuerdo de París

Fuente original: Waterkeeper.org | Traducido: Maule Itata Coastkeeper
La decisión del presidente Trump está divorciada de la realidad y coloca a Estados Unidos en el lado equivocado de la historia.
NUEVA YORK - El presidente Trump anunció hoy (ayer) su decisión de retirar a Estados Unidos del acuerdo de París, un acuerdo monumental que es esencial para la supervivencia de la vida en nuestro planeta. Esta decisión amenaza nuestra economía, nuestro medio ambiente y nuestras comunidades, y tendrá un impacto desproporcionado en nuestras poblaciones más vulnerables.
Firmado por 195 países en diciembre de 2015, el Acuerdo de París estableció un marco global a largo plazo para permitir a los países limitar el aumento de la temperatura media a muy por debajo de 2 ° C, siendo 1,5 ° C el punto de referencia ideal. La participación de los Estados Unidos en el acuerdo es vital para su éxito, ya que los estadounidenses emiten más del doble del promedio global de CO2 por persona y los EE.UU. son el segundo productor de carbono en el mundo después de China. La retirada del acuerdo podría debilitar la voluntad de otros países de mantener sus promesas y los Estados Unidos se sentarían solo con Siria y Nicaragua como los únicos países en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que no han aceptado el acuerdo.
La decisión del Presidente Trump está divorciada de la realidad y no está respaldada por la mayoría de los estadounidenses. Una encuesta reciente muestra que el 71% de los estadounidenses apoya la participación de Estados Unidos en el acuerdo, entendiendo que la acción global nos protege y que el liderazgo estadounidense es crítico para asegurar una acción global.
"La decisión del Presidente Trump de retirarse del Acuerdo de París es en su mayoría ruidosa-furiosa y no volverá a hacer grande a América", dijo el Director Ejecutivo de Waterkeeper Alliance, Marc Yaggi. "En cambio, arriesga la posición de Estados Unidos como líder mundial y nos pone al revés. En lugar de apoyar un futuro sostenible para la humanidad, el crecimiento de nuestra economía y la creación de puestos de trabajo, el Presidente Trump está poniendo a los Estados Unidos en el lado equivocado de la historia".
"Considere las implicaciones para la historia si Gran Bretaña se volvió de la Revolución Industrial en 1800", dijo el Presidente de la Alianza Waterkeeper Robert F. Kennedy, Jr. "El Presidente Trump ha tomado la decisión más temeraria e irresponsable de un presidente desde la guerra de Irak. América ha perdido su autoridad moral y cualquier pretensión de ser una nación ejemplar. Con este golpe de pluma, hemos cedido nuestra posición como líder mundial a China. Las generaciones pagarán por nuestra estupidez".
Como el país más rico del mundo y el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero, Estados Unidos tiene la obligación de asumir un papel de liderazgo en la reducción de las emisiones y el cambio hacia un futuro de energía limpia. Las fuerzas del mercado y las inversiones en energía renovable en todos los Estados Unidos ya están conduciendo una transición lejos de una economía basada en el carbono, sobre todo en los estados que votaron por Trump: Texas es el estado superior en la producción de energía eólica y Carolina del Norte y Arizona son segundos y tercero, respectivamente, en la generación de energía solar en el país.

miércoles, 31 de mayo de 2017

EL MAR DE CHILOÉ: ¿PACIENTE TERMINAL POR PLAGA DE MAREA ROJA?

Declaración pública – 31 de Mayo de 2017
Las organizaciones firmantes queremos alertar a la comunidad chilota y, en general, a los habitantes de las regiones de Los Lagos, Aysén y de Magallanes sobre una situación inconsulta que se implementa desde el Ministerio de Economía, la cual podría amenazar a los ciudadanos de estos regiones, en especial a nuestra gente chilota, principales afectados con la crisis de los Florecimientos algales nocivos (FAN) el año 2016.

La Subsecretaría de pesca (Subpesca), organismo dependiente del Ministerio de Economía, acaba de entregar el informe técnico D.A.C N°441 denominado “Renovación del área de florecimiento algal nocivo (FAN), Alexandrium catenella, en atención al DS. (Minecom) N°35 de 2005”. En este informe se analiza el resultado del “Estudio, manejo y monitoreo de las mareas rojas” efectuado en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, ejecutado por el IFOP, en conformidad a lo establecido en la cuestionada Ley General de Pesca y Acuicultura.
Dentro de un área de FAN se consideraría las categorías de áreas de plaga y de riesgo de plaga. Bajo estas clasificaciones se establece ampliar los límites de la actual área de plaga FAN hacia el norte desde donde estaba en la zona norte de Aysén y sur de Chiloé y definir como Área de Riesgo de Plaga: Costa Pacífico de Chiloé, canal de Chacao y mar interior de Chiloé (desde el sur de isla Caucahué hasta isla San Pedro). Esto será evaluado periódicamente, pudiéndose convertir en un Área de plaga FAN.
Quienes volverían a ganar:
Esta propuesta constituye potencialmente un traje a la medida de la industria salmonera que opera en Chiloé y Aysén. Esto al favorecer y asegurar el libre tránsito de los well boats donde se transportan salmones para su procesamiento entre las diferentes regiones. Con ello los salmoneros esperan evitar algunos de los conflictos que pudieron tener el 2016. No extrañaría el conocer próximamente la dictación de otras medidas complementarias que apunten a asegurar los intereses de las plantas procesadoras, de alimento y centros de cultivo.
No olvidar que los well boats son señalados como una de las principales fuentes de diseminación de micro algas nocivas y tóxicas, así como de patógenos entre regiones y centros salmoneros. Ellos tuvieron un papel crítico en la crisis de marea roja en Quellón hace algunos años y el Programa de control y monitoreo del agua de los well boats de Sernapesca aún es débil.
Quienes volverían a perder:
Esto afectaría directamente a los mitilicultores, áreas de manejo de recursos bentónicos y recolectores de orilla en Chiloé. 
Estas clasificaciones amenazan, dificultan o impedirán exportaciones de mitílidos extraídos o cultivados hacia Europa.
¿Quién va a comprar productos de mitílidos obtenido de sectores declarados como Área de Plaga por FAN?
Afectaría directamente a las actividades con denominación de origen / Sellos de calidad / empleo en Chiloé.
¿El mar de Chiloé: un paciente terminal?:
Defendamos Chiloé, Movimiento Social Chiloé está privado y las organizaciones sociales y culturales hacemos un llamado URGENTE a un “estado de alerta” de la comunidad patagónica-chilota frente a esta nueva imposición administrativa sin consulta de parte del centralista gobierno de Santiago.
1.- Exigimos transparentar y socializar la información existente sobre los monitoreos actuales de Alexandrium catenella y otras microalgas o dinoflagelados al sur de Chiloé y norte de Aysén. Conocer sus resultados y tendencias.
2.- Exigimos se den a conocer públicamente y socializar los resultados del programa de monitoreo de well boats y sus efectos en la diseminación de toxinas marinas, desde zonas australes hacia el norte.
3.- Solicitamos  una reunión con el actual Subsecretario de pesca en Chiloé para informar con tiempo a los productores locales, comunidades costeras, pueblos indígenas, trabajadores de la industria y ciudadanos.
4.- Exigimos al estado la implementación urgente de un Centro de investigación científica para la investigación, y monitoreo de las condiciones oceanográficas. Dotado con equipamiento, personal y con infraestructura de soporte como buques oceanográficos adecuados a nuestro litoral.
No hemos olvidado que la última crisis del mar socializó pérdidas y privatizó ganancias:
Para la industria salmonera, la crisis sanitaria, ambiental y social del 2016 ha sido una bendición, ya que han ganado dinero como no había ocurrido en los últimos 25 años: Las compañías aseguradoras pagaron cada uno de los 27 millones de salmones muertos por el FAN (USS 50 millones); debido a la caída de la producción de un 20% de salmón Atlántico, aumentó el precio internacional del salmón en un 40% y las acciones en la bolsa de comercio de Santiago alcanzaron un aumento del 200% en rentabilidad, duplicándose el valor de cada empresa salmonera a partir de una capitalización en la bolsa de comercio, la que superó los US$ 1,000 millones el 2016.
Mientras tanto en Chiloé fueron despedidos más de 5.000 trabajadores, se precarizó el empleo y los salarios, aumentaron los campamentos de cesantes, así como fueron afectados los recursos bentónicos,-mariscos-, provocando más pobreza. Hoy es más evidente en Chiloé y la región de Los Lagos, que a mayor riqueza para unos pocos, mayor pobreza para los muchos.

NO + DESINFORMACIÓN 
NO + HECHOS CONSUMADOS

domingo, 28 de mayo de 2017

DECLARACIÓN PÚBLICA: Ante el proyecto argentino-chino de central nuclear en la Patagonia

El 17 de mayo de este año, el presidente de Argentina Mauricio Macri junto a su homólogo chino Xi Jinping, firmaron un acuerdo comercial para financiar la construcción de dos centrales nucleares. Una de ellas Atucha III, de una capacidad instalada de 745 MW, en la provincia de Buenos Aires. La otra, de 1.150 MW, localizada en el sector de Sierra Grande en Río Negro, en el límite con Chubut, cerca del Golfo de San Matías y la Península Valdés, Patrimonio Mundial Natural UNESCO.  Para el caso chileno, a 550 kilómetros del límite con Chile y 600 kilómetros de la región de Aysén.
A la luz de esta ofensiva, en conjunto la Unión de Asambleas Patagónicas (UAP), la Unión de Asambleas de Chubut (UACH) y la Unión de Asambleas del Kurru Leufu (Río Negro), hicieron pública una carta dirigida al Embajador de China en Argentina, Yang Wanming, bajo el título “En la Patagonia NO”.
Desde la Región de Aysén, Reserva de Vida, en la Patagonia Chilena, nos sumamos y adherimos a los planteamientos y oposición de las uniones de asambleas Patagónicas, de Chubut y del Kurru Leufu (Río Negro), en su categórica oposición a la instalación de cualquier tipo de central nuclear en territorio patagónico. Asimismo, en todo lo que se refiere a impedir por los más diversos medios no violentos la concreción de dichas instalaciones.
Rechazamos esta decisión inconsulta, arbitraria e ilegal por parte del gobierno argentino aliado a los intereses imperalistas chinos, lo cual nos afecta como habitantes de un vecino país, tanto en lo ambiental como en lo concerniente a la negativa imagen que se genera, por ser esta fuente de energía sucia, peligrosa y de alto costo. 
Rechazamos, también, el circuito completo del uranio, desde la prospección hasta los residuos, por el peligro de radioactividad que perdura por siglos. La advertencia que dejan las catástrofes de Chernobyl y Fukushima debiera tomarse en serio.
La Patagonia no es territorio para ninguna “externalidad” económica y exigimos respeto a sus cualidades y a sus habitantes.
Por último, hacemos un llamado a nuestro gobierno, el gobierno chileno, a no proseguir con acuerdos energéticos con Argentina mientras este país insista en poner en peligro tanto a su población como a quienes vivimos en las cercanías de dicha potencial central nuclear. Esto, considerando que el último estudio de opinión realizado al respecto en nuestro país da cuenta que diversos líderes de opinión, al igual que la sociedad chilena, considera esta tecnología como una “amenaza, evaluándola con un alto riesgo económico, social, político y geográfico”.

COALICIÓN CIUDADANA POR AYSÉN RESERVA DE VIDA Coyhaique, Comuna “No Nuclear”,  28 de mayo de 2017
Contactos:
Peter Hartmann (Codeff Aysén/Agrupación Reserva de Vida) /aisenrv@gmail.com +56 98 8185273
Patricio Segura (Corporación Privada par el Desarrollo de Aysén) / psegura@gmail.com +56 99 9699780

martes, 23 de mayo de 2017

"Mar Muerto" | Una Mirada para No Olvidar #Expo #Itinerante #TSC #2

Terminando el mes del Mar, y en su segunda presentación, les dejamos cordialmente invitad@s a visitar la exposición de 15 fotografías de amplio formato del fotógrafo y activista ambiental Daniel Casado Bissone que representan una mirada para no olvidar de un desastre que hasta el día de hoy afecta a las comunidades de Chiloé y que también ha impactado fuertemente nuestro medio ambiente y ecosistemas marinos.

BIO | Daniel Casado Bissone | Expositor 
Daniel es fotógrafo y videógrafo medioambiental con experiencia en el área documental y de comunicaciones.
Dentro de las instituciones con las que ha colaborado se encuentran: Fundación MERI (Patagonia norte), Parque Etnobotánico OMORA (Patagonia sur), y ONGs en los EE.UU. entre ellos Chewonki Foundation, Maine Woods Forever, y Maine Farmland Trust.
Ha realizado proyectos audiovisuales en Sudamérica y Estados Unidos y actualmente se desempeña como Director de DC Photo y como fotógrafo y productor de Seedlight Pictures  (http://www.seedlightpictures.com).
Daniel es miembro activo de la Unión de Fotoreporteros de Chile y activista de causas ambientales.

CHILOE, Desastre Presente
En mayo de 2016 de suscitó uno de los desastres más graves del último tiempo impactando directamente a los trabajadores de la pesca artesanal y poniendo en jaque a la industria pesquera de gran escala. 
La crisis del salmón, derivada de una mortandad masiva de salmones de centros de cultivos en distintos puntos del archipiélago Patagonia y su posterior traslado por empresas pesqueras industriales provocó el depósito de miles de toneladas de salmones muertos en el océano Pacifico por una floración de algas nocivas (FAN), y hasta el día de hoy, ha ocasionado un profundo impacto en la economía, tradición y medioambiente del sur de Chile.

AMENAZA, EN Ñuble y Biobío
Desde fines de 2015 comienza una ofensiva de la industria pesquera de alta intensidad de expandir sus centros de cultivos a aguas apropiadas para la acuicultura en mar abierto en la provincia (futura región) de Ñuble y región del Biobío. Básicamente, por la presión y deterioro constante a los que ha sido sometido el fondo marino en zonas concesionadas desde el estado a privados por procesos derivados de la industria. Al no poder reiniciar los ciclos productivos del salmón, por la incapacidad del ecosistema acuático de recuperarse; por la falta de oxigeno producto de la eutrofización del fondo marino, las concesiones marítimas no pueden ser reutilizadas aunque permanezcan vigentes y, por ende, podrían ser revocadas.
La amenaza entonces proyecta, a través de varias de decenas de proyectos, la instalación de pesquerías industriales de alta intensidad en Mar de Ñuble, punta de lanza y abrelatas para la imposición de un modelo de negocio de lucro privado que afecta directamente la calidad de las aguas, cultura local y vocación natural del territorio.
Identificada la amenaza surge un movimiento ciudadano obligado a reaccionar, a organizarse, exigiendo respeto y defenderse. Todos Somos Cobquecura es la representación de los que consideran la zona y sus ventajas desde una perspectiva distinta donde se valoren las condiciones y virtudes del territorio, construyendo identidad en el proceso y entendiendo la preservación como un factor de inversión a largo plazo.
Junto a Daniel Casado y Todos Somos Cobquecura les damos la bienvenida a “Mar Muerto”. Para que no se repita la historia.

lunes, 22 de mayo de 2017

Piden a Chile proteger la Patagonia de los riesgos de la industria del salmón


Fuente: AIDA-Americas
Más de la mitad de las granjas salmoneras que operan en la Región de Magallanes están provocando falta de oxígeno en aguas marinas que albergan especies únicas. Mediante una denuncia administrativa y una petición ciudadana, organizaciones de la sociedad civil solicitan al Gobierno chileno investigar y sancionar los daños, y hacer cumplir la regulación existente.
Santiago de Chile. Organizaciones de la sociedad civil presentaron hoy una denuncia ante la Superintendencia del Medio Ambiente pidiendo que investigue los daños ocasionados por las granjas de salmón en la Región de Magallanes, en la Patagonia sur del país, y que sancione a las empresas responsables de dichos daños. Según información gubernamental, más de la mitad de las granjas de salmón en el lugar reportaron estar operando en condiciones anaeróbicas; es decir, han provocado falta de oxígeno en el ambiente, una amenaza seria a la vida marina.
Las organizaciones lanzaron además una petición ciudadana en internet a fin de sumar apoyo para la solicitud hecha a la Superintendencia.
“En Magallanes se han entregado concesiones de salmonicultura sin que se haya llevado a cabo una evaluación detallada de los impactos que la industria puede tener en la región”, explicó Florencia Ortúzar, abogada de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA). “Los daños ya están ocurriendo: un informe de la Contraloría General de la República evidenció que entre 2013 y 2015, más de la mitad de las granjas de salmón en Magallanes operaban en condiciones anaeróbicas, lo que perjudica gravemente la vida marina”. 
Chile es el segundo productor mundial de salmón. La industria, que por años se desarrolló en las costas ubicadas más al norte de Magallanes, ahora ha ingresado a esa región, la más austral del país y que por ser más virgen es también más vulnerable a las actividades humanas. Magallanes posee el mayor número de áreas naturales protegidas del país y alberga a especies protegidas como la ballena azul, el cachalote, el pingüino de Magallanes, la foca elefante, la tortuga laúd, el delfín austral y el delfín chileno, entre otras.
“Las empresas salmoneras del país han excedido el número de peces que las aguas pueden soportar y las han llenado de los antibióticos y químicos que se les suministra a los salmones”, dijo Francisco Campos-Lopez, director de Real Chile. “Esos químicos, y las heces de los propios animales, provocan la falta de oxígeno, poniendo en peligro la vida en el mar”.
NOTA: Más información disponible en aida-americas.org/es/granjasdesalmon
Contactos de prensa:
Florencia Ortúzar, abogada de AIDA, +56 9 7335 3135, fortuzar@aida-americas.org
Francisco Campos-López, director de Real Chile, franco@campos-lopez.com